dissabte, 9 de febrer de 2008

Una calle de París (Duncan Dhu)

Una calle de París no es tan sólo oro lo que allí perdí.
Una apuesta al corazón, nunca juegues si sólo queda tu honor.
Y ahora hay una habitación
con un cuadro y un colchón.
Una calle de París,
su recuerdo todo lo que conseguí,
el adiós de una mujer
se llevó la paga, el vino y el placer.
Y en mi vieja habitación
hay cortinas para que no entre el sol.
La noche se llevó los cuadros, la cordura y la fe.
Y nunca más se vió salir ningún color de mi pincel.
El cuadro que pinté con tu sonrisa
y que nunca acabé quegó en la habitación
y nunca más se vio.
Una calle de París
me recuerda todo aquello que no fuí
el final de una ilusión
en la noche en que París se estremeció.
Y ahora hay una habitación con un cuadro y un colchón.